domingo, 30 de marzo de 2014

Mi experiencia en laborESO. De botones a mini-director

Hola, a todos. Os voy a narrar cómo ha ido mi primera semana en laborESO haciendo de botones en el GRAN HOTEL SARDINERO(sí, habéis leído bien, yo creía que iba a ser recepcionista, pero al llegar allí, me dijeron que era el nuevo recadero). Al principio no sabía si les tenía que decir a mis jefes que yo quería ser recepcionista, pero cuando una pareja de señores mayores me dio un euro por subirles la maleta, se me quitaron esas dudas y quise ser botones.
Como soy el botones, me visto con un traje un poco peculiar:



Llevo una camisa azul y una corbata azul marino, por encima, tengo un jersey negro.
Llevo pantalones bastante elegantes (iría con ellos a una boda) y zapatos negros, que son cómodos para estar ocho horas de pie.


 
El jueves y el viernes han estado un grupo muy numeroso de personas que eran accionistas del Banco Santander, hemos tenido un trabajo de enjundia (es una expresión que dice a todas horas mi tutor, llamado Santos) porque hemos tenido que preparar los regalos para los accionistas, acogerlos en recepción y llevarlos a sus respectivas habitaciones. Lo mejor era llevarles a las habitaciones, porque con suerte te daban algo de propina por llevarles solamente una pequeña maleta a su habitación (llevaban una pequeña maleta porque sólo se quedaban dos días).
A un señor inglés le extrañó que un chico tan joven como yo, pudiera trabajar en un hotel, y me preguntó cuantos años tenía. Yo le respondí en un inglés no muy académico "I'm forty" ( cuarenta en inglés), y él me miró extrañado, en ese momento me di cuenta de que me  había confundido por culpa de los nervios y luego le dije "I'm fourteen" ( esta vez bien, catorce)
     
Mi encargado y amigo, Santos, es muy majo, cuando ve que estoy cansado de estar de pie, negocia con sus jefes para que me den un descanso, y casi siempre me lo dan; entonces tengo que ir a una sala que sirve para que descansen o coman los empleados. Como he dicho, Santos es muy amable conmigo, y siempre en estos ratos me trae una Coca-Cola.
 
Ahora os voy a contar algunas anécdotas graciosas y algunas meteduras de pata que hice en mis primeros cinco días:
 
  • Una señora mayor y sus amigas también mayores, entraron en recepción y me preguntaron que si yo era el chef Marcelino, les dije que no, pero estuve pensando toda esa mañana cómo pueden haberme confundido con Marcelino si yo era joven, y no tenía esos gorros blancos tan grandes y además no tenía mandil.
  •  
  • Un día estuve abriendo y cerrando los ascensores durante más de  dos horas,porque había mucha gente que era accionista del Banco Santander, la mayoría se extrañaba y me miraba durante un buen rato pero no decía nada. Hasta que un señor inglés me dijo "you are a minidirector, you are going in the good way" ( Traducido: tú eres un minidirector, tú vas en la buena dirección) y yo me quedé tan contento.
 
  • El primer día,Santos me enseñó las habitaciones más bonitas,yo alucinaba con esas pedazo habitaciones, las había de dos pisos, con televisiones de 60 pulgadas, con jacuzzi, con vista mar o sin vista mar (con vista mar cuestan 100 euros y sin vista mar cuestan 80 euros).

 
  •   El primer día a la hora de la comida, tuve que ir al cuarto de descanso. Al acabar la comida tenía que subir otra vez a recepción, pero me perdí por los pasillos por donde entran y salen los empleados; como era la hora de la comida no encontré a nadie que me indicase el camino y así estuve casi un cuarto de hora hasta que aparecí en el garaje, no me preguntéis cómo acabé en el piso de abajo sin bajar ninguna escalera, pero lo hice.
Mañana cambio de turno, tengo de tres a once de la noche. En la próxima entrada os seguiré contando mi experiencia.


 
 
Esta ha sido mi experiencia de mi primera semana como botones del GRAN HOTEL SARDINERO, y para terminar os dejo con una canción de Juanes que la ponían a todas horas en el cuarto de descanso:
 
 

4 comentarios:

  1. Pero ¡qué mozo tan guapo! Dan ganas de visitar el Hotel Sardinero solo porque este guapetón te abra la puerta.
    ¿Qué te gusta más esto o estudiar en clase?
    ¡Feliz trabajo! y a seguir, que tú llegarás a director...

    ResponderEliminar
  2. Julián, me ha encantado tu entrada, ¡cuántas anécdotas y experiencias vas a tener para contarnos a tu vuelta! Espero que estés aprendiendo mucho y disfrutando de la experiencia. Pronto os tenemos de vuelta. Espero la segunda parte del relato de tus prácticas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que el mejor 'Botones' diga a los 'Botines' q a ver si se rascan el 'botillo', q bien lo merece nuestro minidirector! Y pa otra vez q se suban ellos su maletita....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, tienes razón.
      Pero eso díselo a alguno que pase por la puerta y te pega una patada en el culo que te deja en Peñacastillo.

      Eliminar