martes, 4 de marzo de 2014

El Ministerio del Interior ha contratado a Alejandro Gutiérrez para hacer una campaña contra las copias ilegales

El día 26 de febrero del año 2014, unas personas trajeadas se llevaron a Alejandro Gutiérrez al pasillo de su instituto, sin dejar que finalizase la clase de Lengua en la que se encontraba en ese momento, para proponerle forzosamente hacer una campaña contra la copia ilegal de material audiovisual.
El día 26 de febrero del año 2014, durante la clase de Lengua, dos personas vestidas con un traje negro se llevaron a un alumno (Alejandro). Según nos cuenta Alejandro en una entrevista posterior, lo llevaron a un cuarto sin cámaras como le había prometido días anteriores su profesor de Lengua y lo obligaron a preparar una campaña contra la copia ilegal de elementos audiovisuales como castigo por descargar más de 250 canciones ilegalmente.
Al parecer, había inventado un programa muy sofisticado para infiltrarse en los ordenadores de los trabajadores de la marca Apple y hacer creer a la empresa que un trabajador les estaba robando.
Alejandro fue pillado gracias a un amigo suyo que le tenía manía porque se había reído de él delante de su clase y decidió vengarse diciéndoselo a las autoridades.
Su castigo, al ser un menor, fue preparar una conferencia, en el instituto donde estudia, sobre las ventajas y las desventajas de Internet. La conferencia que expuso Alejandro fue muy completa; habló además de los riesgos de las personas que roban identidades y de lo peligroso que pueden ser las redes sociales si publicas algo de lo que luego te puedes arrepentir.
La conferencia fue tan educativa y tan dinámica que las personas trajeadas procedentes del Gobierno le regalaron veinte euros para que en vez de descargarse música ilegalmente lo haga pagando como todo el mundo hace cuando algo cuesta dinero.
                                                                                               Julián Carrera
                                                                                                   Mi país

Alumno acusado (no se fíe de esa cara de bueno)

1 comentario:

  1. Julián, ¡vaya vidilla le estás dando al blog! Me alegro de que poco a poco te vayas aficionando a las nuevas tecnologías y les vayas cogiendo el truco. Tu artículo está francamente bien: la expresión es correcta y la estructura de la noticia también lo es. Y coincido en cuanto al contenido: a pesar de la cara de bueno de Álex Gutiérrez conviene no fiarse demasiado de él, je, je. Para señalarte algún aspecto que mejorar, Julián, te recomendaría que releyeses tus textos al acabar de redactarlos para observar si puedes mejorar algún aspecto, y en este caso quizá hubieses llegado a la conclusión de que hay determinadas pausas obligatorias que hay que marcar por medio de una coma. Pero, en cualquier caso, buen trabajo, enhorabuena. Sigue así.

    ResponderEliminar